M. D. Anderson logo This content is provided by the WHO Collaborating Center in Supportive Cancer Care, Pain Research Group, The University of Texas M. D. Anderson Cancer Center.

M. D. Anderson : Distracción y Reconceptualización : Educación del Paciente

Se debe ofrecer información precisa y sencilla acerca del dolor, valoración del dolor y el uso de medicamentos y otros métodos para el alivio del dolor al paciente y su familia, enfatizando que la mayoría de los dolores pueden ser manejados efectivamente. También se deben enfatizar las principales barreras para el control efectivo del dolor, especialmente la resistencia del paciente a hablar del dolor con los profesionales de la salud, sus miedos sobre los riesgos de adicción con el uso de opioides, y que el dolor puede ser controlado sin consecuencias indeseables. La educación también debe abordar las concepciones erradas, como la creencia de que el medicamento se debe utilizar solo cuando el dolor es severo, o de lo contrario no será efectivo (Ward, Goldberg, Miller-McCauley, et al., 1993). Algunos pacientes o sus familiares piensan erróneamente que los analgésicos pueden causar efectos colaterales inaceptables o que es necesario escoger entre tratar el dolor o tratar la enfermedad.

Uno de los objetivos en la educación del paciente es involucrarlo en el manejo del dolor y uno de los principales pasos hacia un mejor control del dolor por cáncer, es una comprensión más completa por parte de los pacientes acerca de la naturaleza del dolor, su tratamiento, y el papel que ellos mismos puedan ejercer. Los pacientes deben ser motivados a reportar el dolor como participantes activos en su cuidado. Para mejorar la comprensión de la terapia farmacológica y sus efectos, los pacientes deben ser informados sobre los siguientes temas:

Muchos pacientes creen que si se quejan de dolor, su grupo de cuidado puede calificarlos como "malos pacientes" (Ward, Goldberg, Miller-McCauley, et al., 1993). Debido a éstas preocupaciones, algunos pacientes formulados con opioides por horario, los toman únicamente cuando el dolor es severo. A los pacientes se les debe explicar que lo deseable es la prevención del dolor a través de la utilización de analgésicos por horario.

En razon a los conceptos errados acerca del dolor y su tratamiento, debe incluirse como parte del plan de manejo la educación del paciente sobre las posibilidades de controlar el dolor efectivamente y corregir mitos acerca del uso de los opioides.

La Tabla 16 especifica algunos de los principales temas en un programa educativo dirigido a los pacientes. La literatura indica que para lograr el efecto deseado, la información debe ser presentada más de una vez, puesto que los pacientes buscan información en más de una fuente y de diferentes maneras.

Debido a que la duda incrementa el sufrimiento, amenaza la percepción, y la capacidad para adaptarse, puede ser útil informarle al paciente acerca de lo que va a suceder y de lo que va a sentir, para que se sienta menos indefenso (Mishel, 1984).

Tabla 16 Contenido del Programa de Educación del Paciente

Visión General

El dolor puede ser aliviado
Definiendo el dolor
Entendiendo las causas del dolor
Valoración del dolor y la utilización de escalas para describirlo
Dialogando con el personal médico y de enfermería
Utilizando un abordaje de prevención del dolor.

Manejo Farmacológico

Conceptos generales del manejo farmacológico del dolor
Aclarando temores acerca de la adicción y la tolerancia a los medicamentos
Entendiendo la tolerancia a los medicamentos
Entendiendo la depresión respiratoria
Controlando los efectos colaterales más comunes (p. e. nausea y estreñimiento)

Manejo no Farmacológico

Importancia de las intervenciones no farmacológicas
El uso de modalidades no farmacológicas como adyuvantes de los analgésicos
Revisión de experiencias previas con modalidades no farmacológicas
Grupos de apoyo y apoyo espiritual
Demostración de técnicas: calor, frío, masaje, relajación, visualización y distracción.

Fuente: Ferrell, Rhiner, y Ferrell, 1993

La investigación ha demostrado que los pacientes que reciben educación acerca de su medicación tiene mejor cumplimiento de las prescripciones, menores preocupaciones acerca de la utilización de opioides, y niveles de intensidad de dolor más bajos que aquellos pacientes que no reciben información (Rimer, Levy, Keintz, et al., 1987). Otras investigaciones han demostrado que informarle al paciente acerca de los efectos colaterales de la terapia no aumenta la aparición de efectos colaterales o de efectos adversos. (Howland, Baker, y Poe 1990; Wilson, 1981).

Después que el equipo clínico discute con los pacientes el papel activo que se espera de ellos en el manejo del dolor y les ha asegurado que el alivio del dolor es un objetivo importante para cumplir, los pacientes deben utilizar al equipo clínico como una fuente de información y respaldo en el tratamiento del dolor. La información presentada verbalmente debe ser reforzada con material escrito (Tabla 17).

En el capitulo 3 se incluye información adicional acerca del plan para dar de alta al paciente.

Tabla 17 Fuentes de información para los pacientes y sus familias

En América Latina consulte en los Institutos Nacionales de Cancerología, Grupos de Cuidado Paliativos y en las sedes locales de las Ligas de Lucha Contra el Cáncer, Asociaciones Nacionales para el Estudio del Dolor, Comités de Dolor de las Sociedades de Anestesiología o de Oncología, Clínicas de Dolor de cada hospital o clínica.

A continuación se reseñan algunas fuentes bibliográficas en inglés, en cada región o país existen documentos similares, que deben coleccionarse para disponer de un catalogo.

Cáncer Pain can Be Relieved (El dolor por cáncer puede ser aliviado).
Wisconsin Cáncer Pain Initiative; 1988, p. 101.
Este folleto ofrece respuestas claras y concisas a preguntas frecuentemente hechas por personas con dolor por cáncer. Los temas incluyen comunicación con el grupo de salud, analgésicos disponibles para el control del dolor y el manejo de efectos colaterales asociados con los analgésicos opioides.

Children's Cáncer Pain can be Relieved (El dolor por cáncer en niños puede ser controlado).
Wisconsin Cáncer Pain Initiative; 1989, p. 121.
Este folleto está escrito para los padres de niños con cáncer y describe situaciones a las que se enfrentan los niños con dolor y sus familias. Utiliza un formato de preguntas y respuestas para explicar la valoración del dolor en infantes y niños, el uso de analgésicos, y el manejo de los efectos colaterales. También se discuten los recursos disponibles para familias de niños con cáncer.

Jeff Asks About Cáncer Pain (Juanito pregunta acerca del dolor por cáncer).
Wisconsin Cáncer Pain Initiative; 1990, p. 121.
Este folleto aborda de manera precisa las necesidades de los adolescentes que sufren de dolor severo por cáncer. Incluye educación sobre mitos acerca de la adicción, métodos para el manejo de los efectos colaterales e instrucciones para tomar los analgésicos opioides durante las horas de clase. Los adolescentes apreciarán el lenguaje y estilo.

Questions and Answers About Pain Control: A Guide for People with Cáncer and their Families. (Preguntas y respuestas acerca del control del dolor. Guía para pacientes con cáncer y sus familias).
American Cáncer Society and the National Cáncer Institute; 1992, p. 762.
Este libro provee información actualizada y profunda en forma de preguntas y respuestas, fáciles de entender. Incluye información sobre la valoración del dolor, medicamentos de control y de venta libre, e intervenciones no farmacológicas como relajación, visualización y aplicación superficial de frío y calor. Los temores comunes acerca del uso de analgésicos opioides también son discutidos (p. e. seguridad, adicción), y trucos para el manejo de los efectos colaterales.

Facing Forward: A Guide for Cáncer Survivors (Enfrentando el futuro: Guía para los sobrevivientes de Cáncer).
U. S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Institutes of Health, National Cáncer Institute, July 1990. NIH Publications No. 90-2424, p. 432.
Este folleto fue desarrollado para ofrecerle a los sobrevivientes de cáncer ideas prácticas sobre como adaptarse mejor a los problemas. Los temas tratados son cuidado continuado de la salud, como manejar los problemas relacionados con los seguros y estrategias para ganar dinero. Se incluyen experiencias de sobrevivientes así como datos prácticos sobre como controlar las situaciones y otros recursos útiles.

Teamwork: The Cáncer Pain Patient's Guide to Talking to your Doctor. (El dolor por cáncer. Guía para dialogar con los médicos).
National Coalition for Cáncer Survivorship, 1991, p. 323.
Folleto escrito por sobrevivientes del cáncer y por médicos con el objeto de ayudar a otros pacientes a mejorar su capacidad de comunicación con los médicos. Los temas incluyen: Qué decirle a su médico? Qué desean los médicos saber acerca del paciente? Como comprender y recordar lo que el médico dice. Y preguntas claves para formularle a los médicos durante el proceso de la enfermedad desde antes del diagnóstico y a través de todos los estadios.


1 Disponible en Wisconsin Cancer Pain Initiative, 3675 Medical Sciences Center, 1300 University Avenue, Madison, WI 53706. Tel (608) 262-0978.
2 Disponible en las unidades locales y los capitulos de la Sociedad Americana Contra el Cancer, Tel 1-800-ACS-2345. Disponible tambien en el Instituto Nacional de Cancerologia de los EEUU. Tel 1-800-4-CANCER.
3Disponible en la Coalicion Nacional de Sobrevivientes del Cancer, 1010 Wayne Avenue, 5th Floor, Silver Spring, MD 20910. Tel (301) 650-8868.

Fuente: Adaptado con autorización de Paice, 1990.

[ Go Up ]


M. D. Anderson logo

Se recomienda citar este documento así:

Jacox A. Carr DB, Payne R, et al. Management of cancer pain. Clinical Practice Guideline No. 9. AHCPR Publication No. 94-0592. Rockville, MD. Agency for Health Care Policy and Research. U.S. Department of Health and Human Services. Public Health Service. March 1994.